Farmacia Online
ácido hialurónico

Ácido Hialurónico: Qué es, para que sirve y beneficios

En su forma natural el ácido hialurónico se encuentra en numerosos tejidos y órganos del cuerpo humano como la epidermis, cartílagos, tejido conectivo, líquido sinovial y ojos.

Esta sustancia posee la capacidad para atraer y retener el agua, manteniendo estos tejidos en buenas condiciones. Sin embargo, en el proceso de envejecimiento empieza a disminuir gradualmente, y como resultado, la piel se torna flácida, pierde su firmeza y elasticidad y aparecen las temidas arrugas.

LADIVAL

La medicina estética se ha valido con éxito de las propiedades del ácido hialurónico en diferentes tratamientos y terapias regenerativas y traumatológicas. En este artículo se mostrarán sus aplicaciones y beneficios.

¿Qué es el ácido hialurónico?

“El ácido hialurónico es una sustancia producida de forma natural por el cuerpo. Se encuentra en casi todas las células: en cartílagos, huesos, articulaciones, en los ojos y hasta en las encías. Pero la piel es su mayor reserva, conteniendo el 50% de todo el ácido hialurónico presente en el cuerpo”, así lo define Mercedes Abarquero, responsable científica de Vichy.

En las articulaciones se encuentra en el líquido sinovial de las cavidades intraarticulares y les da viscosidad. Por lo tanto, es un poderoso aliado en la prevención del daño articular.

Actualmente se emplea principalmente en dos ámbitos diferentes: la cosmética y la estética por un lado, y la rehabilitación y traumatología por otro. 

Funciones del ácido hialurónico

El ácido hialurónico se genera en el interior del organismo y es el responsable de importantes funciones, entre ellas se encuentran:

  • La conservación de los niveles de hidratación de la dermis. Aporta un importante efecto regenerador en la piel, dada su capacidad para acumular agua. La utilización de productos que contienen este principio activo brindan volumen a la piel y reducen la aparición de arrugas.
  • Cumple un importante rol en la epidermis. Sirve para potenciar la elasticidad de la piel. Mejora la hidratación de los tejidos de la epidermis y ayuda a la formación de cartílagos. Conduce y acelera el proceso de síntesis que efectúan los ribosomas de las células para generar colágeno.
  • Forma parte del líquido sinovial que envuelve las articulaciones. La protege y cumple una función similar a la grasa en los engranajes. Por otra parte, sirve de amortiguación ante cualquier impacto, evitando que los huesos rocen entre sí.
  • Está presente en los tendones y ligamentos. Estas estructuras que conectan el músculo con el hueso, están conformadas por tejido conectivo donde se encuentra el ácido hialurónico, y este les confiere elasticidad durante el movimiento.

¿Qué causa la falta de ácido hialurónico?

Avene

El médico estético Julio Bayón dice: “Cada día, el cuerpo humano degrada y vuelve a sintetizar aproximadamente un tercio de todo el ácido hialurónico que contiene y, además, se va destruyendo a partir de los 20-25 años”.

A los 40 años las reservas de ácido hialurónico superan el 50%, pero después de los 60 solo queda un 10% de ellas. Las causas de esto obedecen a una mezcla de factores internos y externos: genéticos, medioambientales y el estilo de vida que se adopte.

  • Factores genéticos. En la adolescencia el nivel de estrógenos es alto, el contorno del rostro está bien marcado y la piel es suave y elástica. Con los años, merman los niveles hormonales y el número de células que dan volumen a la piel. La llegada de la menopausia acelera esto.
  • Factores medioambientales. La exposición prolongada ante los rayos solares ocasiona la degradación progresiva del ácido hialurónico y el colágeno en la piel.
  • El estilo de vida. Llevar hábitos de vida y alimentación saludables incide en el estado de la piel. El consumo de nicotina y otros productos químicos del tabaco disminuye las propiedades del ácido hialurónico.

¿Qué síntomas produce la falta de ácido hialurónico?

Para que la piel esté hidratada de forma natural, esté elástica, firme y sin arrugas es preciso que el organismo produzca continuamente ácido hialurónico, así como colágeno y elastina.

Ciertos factores como la radiación solar, el tabaco o la falta de sueño, aumentan la producción de radicales libres y estos a su vez inciden en la disminución del ácido hialurónico y en la ralentización de su producción, y el daño que esto ocasiona no tarda en hacerse visible. Entre los síntomas que se evidencian están:

  • Pérdida de la flexibilidad y firmeza de la piel.
  • Aparición de arrugas.
  • Deshidratación de la piel.
  • Tirantez, adelgazamiento y pérdida de densidad en la piel.

Beneficios del ácido hialurónico

Tanto en la estética como en la medicina, se obtienen muchos beneficios de la aplicación del ácido hialurónico. Entre estos cabe destacar los siguientes:

  • Mantiene una buena hidratación de la piel. Puede hidratar incluso sus capas más profundas, ayudando a mantener el grosor, el volumen y la tersura de la misma. Por eso, se emplea para evitar o retrasar la aparición de arrugas.
  • Útil en el tratamiento de enfermedades degenerativas de las articulaciones. En enfermedades como la artrosis, es cada vez más común la realización de infiltraciones de esta sustancia con el propósito de reducir el dolor y regenerar el cartílago. Estudios científicos han demostrado su efectividad para aliviar los síntomas de la osteoartritis.
  • Tiene sus aplicaciones en la odontología. Se utiliza para mejorar la cicatrización, regenerar las encías y la mucosa oral. También se emplea en el tratamiento quirúrgico de la disfunción de la articulación temporomandibular.

Usos del uso del ácido hialurónico

Muchos de los productos cosméticos que se encuentran en el mercado contienen ácido hialurónico obtenido por síntesis, que logra penetrar en la piel, mezclarse con el ácido hialurónico natural y promover la producción de esta sustancia y la formación de colágeno. Entre las formas de presentación de esta sustancia se cuentan:

  • Ampollas. Tienen una acción reparadora y reestructurante con efecto antiarrugas, ya que aumentan la elasticidad y el metabolismo celular.
  • Gel contorno de ojos. Estos geles por lo general contienen retinol, colágeno y ácido hialurónico y ofrecen una intensa hidratación y reducen las arrugas.
  • Crema de noche. Son a base de colágeno y ácido hialurónico y se usan para tratar los signos de envejecimiento.
  • Spray reparador intensivo para la piel. Suelen emplearse para reparar la piel y aportar una hidratación duradera.

Medidas preventivas en el uso del ácido hialurónico

Aunque los suplementos de ácido hialurónico pueden aportar muchos beneficios, no se recomienda que las personas con ciertas afecciones de salud los utilicen, tal es el caso de:

  • Personas que tomen medicamentos que afectan la coagulación sanguínea.
  • Aquellos que presenten alergia a la carne o los huevos.
  • Los que padecen de hemofilia.
  • Personas que tuvieron una infección o una enfermedad de la piel cerca de la articulación afectada.
  • Las mujeres embarazadas y lactantes.

Definitivamente, antes de usar cualquier tipo de suplemento de ácido hialurónico, es recomendable visitar a un médico, pues este puede ayudar a identificar posibles riesgos. Esta sustancia empleada de forma eficaz es una caricia para la piel y las articulaciones.

5/5 - (21 votos)

Nº de colegiado: 1793: Licenciada en farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Experta en cosmética, tratamientos de belleza y Flores de Bach.