farmacia angulo blog 45

¿Cuándo y Cómo Usar las Ampollas de Vitamina C?

Las ampollas de vitamina C son un gran aliado en el mundo de la belleza facial. Y es que con tantos agentes que perjudican y maltratan el rostro, es natural que siempre estemos en búsqueda de un tratamiento que renueve las células a fin de mantenernos frescos y jóvenes.

Aunque es evidente que los años pasan y con ello llega la vejez, lo cierto es que, no tienes por qué lucir arrugas prematuras o manchas debido a los rayos solares. En este respecto, las ampollas con vitamina C son excelentes como tratamiento regenerativo de la piel. Pero ¿cómo se aplican las ampollas?, ¿Son seguras? En este artículo, hablaremos de las bondades de este tipo de tratamiento.

Test antígenos de Farmacia Banner

¿Qué son las ampollas de vitamina C?

Las ampollas de vitamina C son nutrientes que cuentan con propiedades antioxidantes, los cuales combaten el daño oxidativo de la piel. Ofrecen una apariencia sana, libre de arrugas prematuras debido al fotoenvejecimiento. Desde luego, también reducen las arrugas que aparecen debido a la edad.

Cuenta con un gran aporte de vitamina C, lo cual no solo incide en las arrugas, sino también en la híperpigmentación de la piel, haciéndola lucir con un tono unificado. Su presentación es una disolución líquida en pequeños envases de vidrio oscuro.

Beneficios de las ampollas de vitamina C para la salud

Test antígenos de Farmacia Banner

Sabemos que el organismo necesita un compendio de vitaminas para funcionar de forma correcta, de hecho, los alimentos con vitamina C fortalecen el sistema inmunitario. Ahora bien, cuando esta vitamina se usa de forma tópica también es beneficiosa para la salud de la piel. Queremos compartir contigo los principales beneficios:

  • Reduce los síntomas de envejecimiento. Esta vitamina es antioxidante, esto significa que puede combatir la acción de los radicales libres causantes del envejecimiento prematuro. A su vez, la aplicación de ampollas de vitamina C te permite lucir un rostro sano, luminoso y libre de fatiga.
  • Aporta elasticidad a la piel. Esto se debe a que la vitamina C cuenta con colágeno y elastina. Estos nutrientes permiten que la piel luzca joven e hidratada. Además, activa la producción de ácido hialurónico, lo que hace posible disfrutar de una piel tersa y firme.
  • Reduce la aparición de manchas. Esta vitamina combinada con proteoglicanos cuenta con propiedades aclarantes debido a que frena la producción de melanina. Por tanto, reduce la aparición de manchas oscuras. Además previene la aparición de las mismas. Esto se traduce en un tono de piel unificado.
  • Disminuye rojeces e hinchazón. Si aplicas una ampolla de vitamina C, puedes contribuir a su recuperación. En ocasiones la exposición solar puede causar rojeces, y causar irritación e inflamación. Pues bien, la vitamina C tiene propiedades antiinflamatorias, lo que te brindará una piel relajada, y una sensación de confort tras días de verano.

¿Cuándo usar las ampollas vitamina C?

Este tipo de ampollas de vitamina C se puede utilizar como complemento del tratamiento de belleza. De modo que, quienes son jóvenes pueden hacer uso de él como medida de cuidado personal preventivo. Esto significa que puede usarse en cualquier momento que se desee.

Si deseas usarlo en el día compra una ampolla con factor de protección solar.

Ahora bien, su uso está recomendado para quienes sufren algunas molestias, a continuación, indicaremos cuándo puedes usarla para percibir sus beneficios.

  • Al llegar a los 30. Es evidente que el mismo organismo produce colágeno y elastina, lo que ofrece un aspecto luminoso y radiante, pero con la edad, la producción de estos nutrientes se reduce. Por eso, los expertos en dermatología y cosmética recomiendan su aplicación a partir de 30 años, que es cuando el cuerpo reduce la producción de los mismos.
  • Si presentas manchas de sol. Esta afección puede aumentarte años, por eso si deseas verte joven debes eliminar las manchas oscuras. En este sentido, la vitamina C es antioxidante y tiene propiedades aclarantes. Los resultados se ven en pocas semanas.
  • Arrugas. Si presentas arrugas puedes aplicar esta ampolla con la finalidad de atenuar las líneas de expresión. Su aporte de colágeno, ácido ascórbico, y otros nutrientes le ofrece un aspecto juvenil a tu piel.
  • Piel seca o estrés. Este tipo de tratamiento cuenta con una gran concentración de nutrientes que te da una apariencia luminosa en poco tiempo, efecto flash. Algunas ampollas de vitamina C disponen de proteoglicanos y ácido hialurónico, ideal para lucir una piel hidratada y con luminosidad en importantes eventos. No quedará ningún rastro de estrés en tu rostro.

Cómo se aplican las ampollas de vitamina C

Este cosmético potencia la belleza de tu piel. En realidad, no es nada difícil aplicarlo. Siempre debes aplicar antes de cualquier producto de belleza. A continuación, te daremos un paso a paso:

  • Lava, tonifica y seca tu cara. La piel no debe estar húmeda.
  • Abre la ampolla con mucho cuidado
  • Con ayuda del dosificador aplica en todo el rostro. Recuerda que debes aplicar solo la mitad del frasco.
  • Deja que se absorba por completo antes de aplicar el protector facial, o en caso de piel muy seca la crema hidratante.
  • Reserva la otra mitad en un lugar oscuro y fresco libre de luz. Debes aplicar el restante dentro de un lapso máximo de 24 horas, de lo contrario se perderá su efectividad.
  • Si deseas ver resultados en poco tiempo aplica el restante de la ampolla por la noche.

Puedes combinar los efectos de la ampolla de vitamina C con otros tratamientos de cuidado facial, siendo así, tendrás que usar la ampolla en las mañanas, y tu tratamiento habitual en la noche.

Consejos de usos y advertencias

Este tipo de tratamiento de belleza es innovador. Las ampollas de vitamina C cuentan con un mayor concentrado de nutrientes, siendo más eficaces que otros tratamientos tales como el Serum o las cremas. En ocasiones no será necesario aplicar otro tratamiento cosmético mientras uses las ampollas de vitamina C faciales.

Las presentaciones de ampollas de vitamina C cuentan con un nivel de concentración que oscila entre 5% a 20%. Las de mayor porcentaje son ideal para pieles grasas.

Ahora bien, también hay prestaciones con dosis de proteoglicanos y ácido hialurónico en un menor porcentaje que las hace idóneas para pieles secas, pues aporta hidratación casi de inmediato.

Es importante que antes de adquirir tu ampolla, te cerciores del grado de concentración de la vitamina C, ya que los que cuentan con un grado alto (20%) son fuertes y pueden irritar a pieles sensibles.

En este sentido, una concentración menor será la indicada para quienes tienen la piel algo seca, aunque los resultados sean un poco más lentos.

Nº de colegiado: 1793: Licenciada en farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Experta en cosmética, tratamientos de belleza y Flores de Bach.