Farmacia Online
Aminoácidos

Aminoácidos: Qué son, cómo funcionan y cuándo tomarlos

Llevar una dieta saludable es fundamental para mantener el cuerpo en forma y conservar una buena salud. Solo que a menudo no suministramos al organismo los nutrientes que necesita para su buen funcionamiento, ya sea por falta de tiempo para cocinar mejor, o por carecer de ideas acerca de la clase de alimentos que son saludables para enriquecer y diversificar nuestra dieta. 

Es en este plano entran en juego los aminoácidos. Estos compuestos orgánicos que se combinan para formar proteínas los encontramos en muchos alimentos, aunque a veces debemos acompañar la dieta con suplementos para que el organismo permanezca en un estado óptimo.

LADIVAL

Tratándose de que los aminoácidos son pilares fundamentales de una buena alimentación, debemos conocer su funcionamiento y la forma correcta de ingerirlos. Con este artículo podremos conocer esto y más. 

¿Qué son los aminoácidos?

Se considera que los aminoácidos son unas moléculas que se unen en cadena para formar proteínas. En sentido general están constituidos por hidrógeno, nitrógeno, carbono y oxígeno.

Los aminoácidos son los bloques estructurales que emplea el organismo como base para fabricar sus propias proteínas, en tanto que las proteínas se requieren para el correcto desarrollo de los procesos biológicos y la actividad muscular. Apropiadamente se dice que los aminoácidos y las vitaminas son los pilares de la vida. 

En nuestro organismo tenemos aproximadamente más de 200, de estos solo 20 son esenciales para mantener un estado saludable. 

Aunque el término aminoácido suene ajeno dentro de un esquema alimenticio convencional, en realidad los aminoácidos tienen una importante presencia en la dieta, y se encuentran en multitud de alimentos, tanto de origen animal como vegetal.

Clasificación de los aminoácidos 

Los aminoácidos se clasifican en tres grandes grupos: esenciales, no esenciales y condicionales. 

Para tener una dieta equilibrada, lo óptimo es conseguir un equilibrio entre todos estos tipos de aminoácidos, aunque no se necesita ingerir esenciales y no esenciales en cada comida. Por supuesto, no siempre es fácil consumir los distintos alimentos que reporten esta carga de nutrientes esenciales. 

A continuación se explica en qué consiste cada uno de estos tres grupos de aminoácidos:

  • Esenciales. Estos no los puede producir el cuerpo, por tanto, deben provenir de los alimentos. Los 9 aminoácidos esenciales son: histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano y valina.
  • No esenciales. Son aquellos que nuestro cuerpo puede sintetizar aunque no se consuman de forma externa. Los no esenciales incluyen: alanina, arginina, asparagina, ácido aspártico, cisteína, ácido glutámico, glutamina, glicina, prolina, serina y tirosina.
  • Condicionales. Normalmente, no son esenciales, salvo en circunstancias de alta demanda por alguna enfermedad o al estar sometidos a mucho estrés, en las que el organismo no está en capacidad de producirlos. Los aminoácidos condicionales incluyen: arginina, cisteína, glutamina, tirosina, glicina, ornitina, prolina y serina.

Funciones de los aminoácidos

Avene

 Las funciones más resaltantes de los aminoácidos son estas:

  • Soporte estructural. Esta función consiste en sostener y rellenar dentro de la estructura tisular. Ciertas proteínas como la elastina dan propiedades elásticas a los tejidos, también pueden servir de armazones estructurales de componentes celulares.
  • Regular distintos procesos biológicos. La función enzimática de los aminoácidos se encarga de acelerar el proceso de las reacciones bioquímicas que tienen lugar en nuestro cuerpo. 
  • Defensa del organismo. Existen proteínas que forman parte del sistema inmunitario, que tienen una función claramente defensiva frente a virus y bacterias. 
  • Transportar moléculas. Tienen la capacidad de acoplarse a otras moléculas, facilitando su transporte en nuestro cuerpo para su uso o degradación. Un ejemplo de esto es la hemoglobina, que envía oxígeno o dióxido de carbono por el torrente sanguíneo para ser utilizados por la célula o para su eliminación. 
  • Contracción muscular. También forman parte de proteínas musculares involucradas en la contracción. Gracias a ellas, es posible el movimiento de extremidades, los movimientos del corazón o los movimientos intestinales.
  • Reserva energética. Aportan energía al organismo cuando las reservas de grasas se agotan y es necesario degradar las proteínas para obtener energía química que permita seguir realizando los procesos vitales básicos.

El mejor momento para tomar aminoácidos

Los aminoácidos son nutrientes para los que no hay pautas específicas de ingesta, ya que esto puede variar de persona a persona. Sin embargo, es una buena idea aumentar su consumo cuando se vaya a realizar un ejercicio de alta intensidad y corta duración, o durante actividades físicas de larga duración.

Algunas recomendaciones sobre los momentos más adecuados para ingerir aminoácidos son estas:

  • Antes de practicar ejercicio. Lo recomendable es consumirlos treinta minutos antes del ejercicio, preferiblemente acompañados de alguna comida como un batido de proteína o algún carbohidrato.
  • Al despertar. Algunos expertos comentan que tomar aminoácidos al despertar es muy eficaz, por cuanto los músculos los absorben rápidamente, se optimiza su función energética y permite reparar el tejido que ha estado en reposo durante al menos ocho horas.
  • Al cenar. Esto permite controlar los niveles de la hormona de crecimiento y cortisol durante el día siguiente. Al mismo tiempo, también contribuye a mantener estable la síntesis de proteínas del músculo y controla el apetito nocturno.

Productos Recomendados con Aminoácidos

Alimentos que contienen aminoácidos

Los aminoácidos se pueden encontrar en alimentos principalmente, ya que el cuerpo humano solo es capaz de sintetizar once de los veinte más esenciales. Aunque con asistencia médica también se pueden usar suplementos.

Es vital para la buena salud que se incorporen estos compuestos orgánicos mediante una dieta rica en proteínas. Estas proteínas son hidrolizadas en el organismo por el sistema digestivo, para obtener los aminoácidos que serán absorbidos por células del intestino delgado y pasarán al torrente sanguíneo, para cumplir sus importantes funciones.

Los aminoácidos se pueden conseguir en estos alimentos:

  • Alimentos de origen animal. Como la carne, el pollo, el pavo y pescados como el atún o el salmón, así como en derivados lácteos y huevos. 
  • Proteínas vegetales. Algunos de los alimentos altamente ricos en proteínas son las legumbres, frutas, cereales, frutos secos, hortalizas. Por ejemplo, la soja, las semillas de calabaza, las nueces, el cacao puro, los guisantes, el tofu, los garbanzos, los pistachos, la quinoa, las semillas de cáñamo o el amaranto

Hemos visto tan solo un pequeño esbozo de la importancia de los aminoácidos, pero es más que suficiente para querer incorporarlos a nuestra dieta diaria.

4.8/5 - (29 votos)

Licenciado en Farmacia por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Toledo y la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha: nº 1793. Diplomado en nutrición humana y dietética. Técnico ortopédico. Especialista en nutrición deportiva.