farmacia angulo blog 59

¿Es bueno comer fruta por la noche antes de dormir?

El doctor Alain Delabos en 1986 creó el concepto de la crononutrición, con el que se alude al horario más adecuado para consumir los alimentos. En muchos lugares, incluido España, se acostumbra a comer fruta por la noche, lo que algunos consideran conveniente y otros no.

Por mucho tiempo, no se había cuestionado el hábito de comer fruta en horario nocturno, pero en los últimos años, han surgido muchas voces críticas. Los que defienden la tradición presentan sus argumentos y los detractores también esbozan sus razones. Este post contrastará ambas opiniones.

Test antígenos de Farmacia Banner

¿Qué fruta se puede comer por la noche?

Este es un tema que suscita controversia. Sobre esto, la doctora Mireia Cervera, nutricionista del centro Teresa Carles Healthy Foods, adopta una postura neutral al declarar: “Mi experiencia me dice que en cuestiones de nutrición no existen reglas universales y lo que a uno le sienta de maravilla a otro le va fatal”.

Entonces añade que es cuestión de tomar conciencia del funcionamiento de nuestro organismo, para determinar lo que sea mejor para cada uno. Por supuesto, se trata de un asunto de equilibrio entre lo ingerido y las energías que se gastan diariamente.

Comparando opiniones, los que abogan por evitar las frutas en la noche se amparan en el hecho de que eleva los niveles de azúcar en la sangre, debido a su contenido de fructosa o que pueden causar indigestión. Sin embargo, los que favorecen su ingesta alegan que la clave está en la moderación, salvo en el caso de las personas diabéticas.

En este mar de ideas, algo sí está claro: en cuanto a la cena es fundamental que sea sana, y la verdad es que, muchas frutas se constituyen en excelentes opciones. Te invitamos a conocer algunas de ellas.

La deliciosa manzana

Parece que solo a Blancanieves, la de los cuentos infantiles, le hizo daño comer una manzana. En el mundo real, la mayoría de los entendidos recomienda el consumo de esta suculenta fruta en cualquier momento del día, hasta se dice que los que la comen a menudo van menos al médico.

¿Por qué esta fruta se ha ganado semejante reputación? La razón es porque tiene pocas calorías, abunda en fibra y otros nutrientes. Por cierto, la manzana es rica en un antiácido natural, la glicina, por lo que combate la acidez estomacal y es un excelente regulador del intestino.

Ciertos estudios científicos han revelado que las manzanas resultan eficaces para los que se proponen bajar de peso. Esta misma investigación indicó que quienes la comieron adelgazaron más que los que se privaron de hacerlo. Si limpiamos la manzana correctamente podemos comer su piel que nos aportará fibra.

Las nobles cerezas

Comer cerezas para inducir el sueño, ¿lo sabías? Así lo expresó un artículo de European Journal of Nutrition, donde se expuso que comerlas aumenta la presencia de melatonina en el organismo, la cual guarda relación directa con la calidad del sueño. A propósito, se considera que supera a las demás frutas en cuanto al contenido de esta hormona.

De acuerdo con lo que estableció el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, una taza de cerezas contiene 86 calorías, por debajo del límite calórico recomendado. Su bajo poder calórico y su agradable sabor hace de las cerezas un alimento ideal para mantener o perder peso.

El super kiwi

Una porción de kiwi te aporta solo 42 calorías y junto con ellas muchas ventajas. Según un estudio publicado por Asia Pacific Journal of Clinical Nutrition, por sus propiedades químicas, optimiza la calidad del sueño y hasta prolonga su duración.

Además, se ha determinado que esta fruta incrementa las concentraciones de serotonina en el cerebro. Por otra parte, sus características antioxidantes derivadas de su contenido de vitamina C y carotenoides, contribuyen a que tu descanso sea más placentero.

Sumado a esto, el dulce kiwi posee fibras que favorecen la digestión, evita el incómodo estreñimiento y harán que te sientas como una pluma cuando despiertes en la mañana.

Los sensacionales frutos rojos

Los frutos rojos, sea que se trate de fresas, moras azules o frambuesas, tienen un bajo contenido calórico y aportan vitamina C y fibras. Muchos acostumbran a consumirlos con yogurt, lo cual es beneficioso también para la memoria y la piel.

Algo que los hace muy atractivos para ser invitados de honor en las cenas, es que poseen la capacidad para generar un efecto de saciedad, controlando el hambre que suele venir en las noches.

¿Qué frutas no se comen de noche?

Test antígenos de Farmacia Banner

En pro de lograr una figura esbelta, debes cuidar lo que consumes al culminar el día, porque si ingieres en exceso hidratos de carbono puedes perjudicar tu sueño y hasta ganar unos kilitos.

Con respecto a las frutas, no todas son iguales, por lo que algunas son amigas o enemigas de la cena. Brevemente, mencionaremos lo que dicen algunos expertos acerca de ciertas frutas.

Las ácidas naranjas

Cierto refrán reza, “la naranja es oro por la mañana, plata al mediodía y plomo por la noche”. La razón de este refrán es la acidez estomacal que en algunas personas puede producir

Si bien son populares en el desayuno, la realidad es que debido a que es una fruta cítrica podría ocasionar acidez estomacal y arruinar tu descanso nocturno. Algo similar sucede con otras frutas cítricas, como las mandarinas y los pomelos. En muchas personas no pasa esto, por lo tanto pueden comer a la hora del día que les apetezca.

Las sandías

Hablando en favor de la sabrosa sandía, es una fruta rica en vitaminas y minerales. Sin embargo, si abusas en su ingesta aumentará la concentración del licopeno y potasio en tu cuerpo, lo que puede generar problemas con el aparato digestivo, como náuseas, indigestión, malestares estomacales y flatulencias.

En vista de que, contiene mucha agua, si se consume en grandes cantidades de noche, puede ocasionar que vayas con frecuencia al baño a orinar, algo realmente indeseable.

A las frutas se les atribuyen propiedades antioxidantes, son fuente de fibras, vitaminas y minerales. Por otra parte, cumplen una función depurativa y previenen la aparición de enfermedades digestivas y cardiovasculares. Por tales razones, son muy beneficiosas para la salud.

Ahora bien, en el tribunal nocturno en el que se ha abordado el tema: ¿Es bueno comer frutas por la noche? Se han presentado los argumentos de acusadores y defensores, el veredicto es: depende del tipo de fruta, de cada persona y de la cantidad que ingieras, ¡suena el mazo y caso cerrado!


Licenciado en farmacia por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Toledo y la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha: Nº de colegiado: 1793. Diplomado en nutrición humana y dieta. Técnico en Ortopedia. Especialista en nutrición deportiva.