Farmacia Online
farmacia angulo blog 140

¿Qué es la vitamina D y para qué sirve?

Exponerse por poco tiempo a los rayos solares temprano en la mañana es una actividad muy sana, por el hecho de que, la vitamina D se sintetiza a través de la piel principalmente.

A pesar de que España es un país con un gran número de horas de sol al año, la tendencia que se observa en la población es la de un déficit creciente de esta vitamina, debido al mucho tiempo que se pasa en casa, en los lugares de trabajo o al empleo de protectores solares.

Test de Antígenos Farmacia

Sin lugar a dudas, la vitamina D cumple muchas funciones importantes en el organismo, como la de ayudar a mantener los huesos sanos. En este post se hará un interesante análisis para conocer qué es, sus múltiples usos y propiedades terapéuticas.

¿Qué es la Vitamina D?

Se trata de una vitamina liposoluble que desempeña un rol protagónico en la formación de huesos y dientes, así como, en la absorción del calcio a nivel intestinal y en el funcionamiento de los sistemas nervioso, muscular e inmunitario. Por lo general, también se le denomina calciferol.

La vitamina D se obtiene básicamente de tres maneras: a través de la piel mediante la exposición a los rayos solares, de la dieta y de suplementos. 

¿Para qué sirve la vitamina D?

Test de Antígenos Farmacia

La profesora Victoria Arija, catedrática de medicina preventiva y salud pública de la Universidad Rovira y Virgili, de Tarragona, comenta acerca de la vitamina D lo siguiente: “En nuestro entorno es muy común la deficiencia de esta vitamina, que está implicada en el metabolismo óseo, pero que también se asocia con otros tejidos y sistemas”.

Ahora bien, ¿qué consecuencias acarrea la deficiencia de la vitamina D? “Un aporte deficiente de vitamina D a través de la dieta o debido a una escasa exposición solar está relacionado con cáncer, enfermedades cardiovasculares y autoinmunes, diabetes y depresión”, enfatiza la profesora Arija.

Realmente, la vitamina D cumple funciones provechosas para el organismo, como las que se mencionan a continuación.

Vital para el fortalecimiento de los huesos

El cuerpo solo puede absorber calcio, el componente principal del hueso, en presencia de la vitamina D, lo que la convierte en un nutriente fundamental para fortalecer los huesos y mantenerlos saludables. 

Los suplementos de vitamina D pueden emplearse para tratar trastornos óseos heredados como la hipofosfatemia. Así mismo, se usan para tratar a los adultos con grave deficiencia de vitamina D, patología que ocasiona pérdida del contenido mineral óseo, debilidad muscular y osteomalacia.

Por otra parte, algunos estudios médicos sugieren que las personas que obtienen suficiente vitamina D y calcio en sus dietas, pueden prevenir la osteoporosis y reducir las fracturas. 

Contribuye a una buena salud cognitiva

Investigaciones científicas han comprobado que tener niveles bajos de vitamina D en la sangre genera deterioro cognitivo, aunque se requieren más estudios para determinar las ventajas de la suplementación de la vitamina D a este respecto.

Ahora bien, lo que sí está claro es que por sus propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y neuroprotectoras, el calciferol ayuda a la actividad de las células cerebrales.

Previene el raquitismo en niños

Esta afección poco común se desarrolla en niños con deficiencia de vitamina D, al no adquirir suficiente calcio con la dieta y hace que los huesos se vuelvan blandos y se doblen. Sin embargo, tomar suplementos de vitamina D puede prevenir este problema o tratarlo si ya existe.

Interviene en importantes procesos del cuerpo

El calciferol regula los niveles de calcio y fósforo en sangre y a la vez promueve la absorción intestinal de estos a partir de los alimentos y la reabsorción de calcio a nivel renal.

En otro orden de ideas, la vitamina D interviene también en los procesos del sistema inmunológico y en la función muscular.

Actualmente, los investigadores continúan estudiando el vínculo existente entre la carencia de la vitamina D y varias afecciones médicas como la diabetes, cáncer de mama, colon, próstata y ovarios, fatiga crónica, psoriasis, artritis reumatoide y enfermedades inmunológicas o mentales.

¿Cómo usar la vitamina D?

Con la debida asesoría médica se pueden obtener los beneficios de los suplementos de vitamina D. En el mercado suelen encontrarse en las siguientes presentaciones:

  • Cápsulas. Empleadas para mantener el correcto funcionamiento del sistema inmunitario y para la fijación del calcio. 
  • Complementos alimenticios. En combinación con ácido fólico e inositol, la vitamina D suele usarse para mejorar la fertilidad y ovulación, así como, para optimizar la regulación del ciclo menstrual.
  • Complementos para niños. La vitamina D es necesaria para el crecimiento y el desarrollo normales de los huesos en los niños.

¿Cuánta vitamina D se necesita?

La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición recomienda actualmente mantener concentraciones séricas de 25OHD entre 30 y 50 ng/ml (75-125 nmol/l), a fin de aprovecharse de las bondades de la vitamina D para la salud.

En función de los datos de diferentes estudios sobre la vitamina D, se ha establecido un criterio de uso dependiendo de la edad. Las cantidades recomendadas, en unidades internacionales (UI), son:

  • Hasta 12 meses: 400 UI
  • Niños entre 1 y 13 años: 600 UI
  • Adolescentes entre 14 y 18 años: 600 UI
  • Adultos de 19 a 70 años: 600 UI
  • Adultos mayores de 71 años: 800 UI

Sin embargo, las personas con alto riesgo de deficiencia de vitamina D, como las celíacas, las que toman medicamentos que afectan al metabolismo de esta vitamina, adultos mayores y las que sufren insuficiencia renal podrían necesitar más, si así lo determina un médico.

Recomendaciones para el empleo de la vitamina D

Sin vitamina D, los huesos se tornan blandos, delgados y frágiles, lo que abre las puertas a posibles enfermedades óseas. De ahí que, hay que obtener una cantidad suficiente de vitamina D por exposición solar controlada, de fuentes alimentarias y si es necesario, por medio de suplementos de vitamina D.

No obstante, abusar de estos suplementos puede ser contraproducente y generar efectos tóxicos como: depósitos de este mineral en los tejidos blandos como los tendones, el corazón y los pulmones y aumento de la probabilidad de que se produzcan cálculos renales.

Interacciones con otros medicamentos

Entre las posibles interacciones, se puede mencionar las siguientes:

  • Anticonvulsivos. Los anticonvulsivos como fenobarbital y fenitoína, incrementan la descomposición de la vitamina D y reducen la absorción de calcio.
  • Medicamentos para la psoriasis. Algunos fármacos como calcipotriene (Dovonex, Sorilux), en combinación con la vitamina D pueden aumentar el riesgo de exceso de calcio en la sangre.
  • Esteroides. Estos medicamentos esteroides, como la prednisona, pueden reducir la absorción de calcio y entorpecer el procesamiento de vitamina D en el organismo.

En conclusión, es bueno procurarse las cantidades necesarias de vitamina D por medios naturales, pero si es preciso tomar suplementos, no hay que hacerlo por cuenta propia sin antes consultar con un médico o farmacéutico.

5/5 - (2 votos)

Licenciado en farmacia por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Toledo y la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha: Nº de colegiado: 1793. Diplomado en nutrición humana y dieta. Técnico en Ortopedia. Especialista en nutrición deportiva.