Farmacia Online
farmacia angulo blog 48

¿Qué es un colirio y para qué sirve? Tipos y usos

Los colirios y Geles oftalmológicos para proteger tus ojos son un tratamiento eficaz usado en oftalmología contra irritaciones y otros problemas de visión. Sabemos que la vista juega un papel importante en nuestro vida, de ahí la relevancia de cuidar nuestros ojos. Ahora bien, ¿cómo saber cuál es el tipo de colirios que necesito?

Esta pregunta es totalmente razonable, pues los ojos están expuestos a muchas irritaciones, virus, y partículas. De modo que, de acuerdo con los síntomas que estés padeciendo tu médico puede recetar un colirio específico.

Test antígenos de Farmacia Banner

¿Qué es un colirio y para qué sirve?

Los colirios oftalmológicos es un tratamiento líquido de suspensión estéril en el que se combinan sustancias para tratar afecciones en los ojos, es un tipo de medicina oftalmológica. Suelen venir en frascos pequeños para un fácil traslado y uso en el momento en que se necesite.

Hay diferentes tipos de colirios o disolución, ideados para atender afecciones específicas en el globo ocular. Estas molestias pueden ser causadas por el uso de lentes de contacto, la exposición prolongada al ordenador, el polvo (microorganismos) medio ambiente, etc.

A nivel general podemos señalar que los colirios sirven para proveer alivio ante irritaciones, atacar virus, lavarlos y protegerlos de polvo, e incluso refrescarlos ante sequedad.

¿Qué son los colirios y para qué sirven?

Tipos de colirios y sus usos

Test antígenos de Farmacia Banner

Estas gotas líquidas cuentan con una combinación química que hace posible atender varias molestias. No se puede usar un mismo colirio para todas las molestias, ya que cada gota líquida cuenta con activos específicos para aportar alivio. Algunos colirios son de uso delicado, y es por esta razón que solo debe usarse con la prescripción de un médico.

En general hay tres tipos de colirios, los cuales se subdividen de acuerdo con la causa o síntomas que estés presentando en los ojos, los cuales son: Colirios sin receta médica, colirios con receta médica y colirio ciclopléjico. A continuación, indicaremos los usos que se dan a cada uno de ellos.

1. Colirios sin receta médica

Estos colirios no necesitan de receta de un especialista, y los puedes usar si sientes una pequeña molestia en el ojo o si los sientes muy seco. A veces el aire acondicionado puede generar sequedad, también haberse expuesto a mucho polvo puede dar una ligera irritación. Como no se trata de una patología grave, puedes dirigirte a tu farmacia y comprar el colirio ideal a para tus ojos. En la farmacia te aconsejarán cual es el más adecuado.

A continuación, te indicaremos cuáles son los colirios que puedes comprar sin receta y para qué se usan.

Ojos enrojecidos

Si has ido a la piscina o te has expuesto a la contaminación de humo bien sea del tabaco, fogata, etc., es posible que tus ojos se vean algo rojos, no es necesario acudir al médico, puedes adquirir un colirio para ojos enrojecidos.

Estos tipos de colirios reducen los pequeños vasos sanguíneos ubicados en la esclerótica. Al reducirse el tamaño los ojos se empiezan a ver normal.

Un aspecto destacado es que, es vital no exceder el uso de este tipo de colirios, usa un par de días, si el ojo sigue igual consulta con tu médico porque el ojo puede estar afectado por otra cosa.

Lágrimas artificiales

Con el paso del tiempo nuestras gotas naturales pierden “calidad” por tanto, el ojo empieza a sentirse seco. También es posible que la vista se canse tras leer o una exposición excesiva al sol o viento. Si ese es tu caso, puedes usar este colirio como lubricante de los ojos y aumentar la agudeza visual.

Colirios para alergias

Las alergias pueden causar una serie de molestias en los ojos como lagrimeo, irritación, comezón, etc. Este tipo de tratamiento (algunos necesitan prescripción médica) se encargan de aminorar la cantidad de histamina en el tejido del ojo, lo cual permite combatir la molestia presentada.

Los colirios para alergias específicas requieren de atención médica. Y son los siguientes: Corticosteroides, Estabilizadores de mastocitos, Antihistamínicos orales, Antiinflamatorios no esteroides (conjuntivitis por alergia).

2. Colirios con receta médica

Los colirios o fármacos que cuentan con agentes antibióticos requieren de receta de un médico. Debe aplicarse con su supervisión, ya que es necesario saber qué tipo de virus o bacteria está afectando la salud ocular.

Además, un uso excesivo puede ser contraproducente, causando alguna enfermedad en los ojos, de ahí la importancia de seguir los consejos médicos. Entre ellos puedes encontrar los siguientes colirios:

Bactericidas

Este tipo de gota para los ojos combate bacterias que pueden desarrollarse en la capa externa del ojo, especialmente en la córnea. Debe recetarlo el médico, pues es el que sabe la etiología de tu molestia. Es una alternativa a penicilina o tetraciclina.

Bacteriostáticos

Este tratamiento está prescrito para evitar la propagación de bacterias, cuenta con agentes activos que mantiene la infección a raya. Puede recetarse junto con otro colirio para mantener controlada la infección.

Antibióticos

Los antibióticos en gotas también complementan un tratamiento especializado. En cualquier caso, el doctor determinará qué tipo de infección o bacteria tienen tus ojos, y si debe combinarlo con pastillas.

3. Colirio ciclopléjico

Es conocido como midriáticos, y por lo general son usados por los profesionales de la salud ocular (oftalmólogos). Entre los cuales puedes conseguir los siguientes:

Irritación del iris

El iris se encarga de mantener en pleno control la dilatación de la pupila, pero en ocasiones se irrita, un especialista puede recetar un colirio ciclopléjico para aliviar la irritación.

Dilatación de las pupilas

Este colirio no es un tratamiento, más bien son unas gotas que tiene la función de acondicionar el ojo para que el profesional de la salud ocular pueda realizar una exploración del mismo, bien sea de la retina, cornea, etc. Se suele usar en las consultas médicas para dilatar las pupilas.

Inflamación de la córnea

Si el oftalmólogo determina que hay una inflamación en la córnea puede recetar este tipo de colirios como antiinflamatorio para reducir las bacterias o el virus que esté causando molestia.

Colirios anestésicos

Se usan para reducir el dolor en los ojos, los cuales son causados en un procedimiento quirúrgico. Por supuesto, son prescritos por los doctores, y no debe usarse de forma excesiva.

Existen muchos más tipos de colirios, ya que existen muchas patologías que pueden afectar a nuestra visión. En este artículo hemos seleccionado los problemas más habituales.

4.8/5 - (26 votos)

Licenciado en farmacia por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Toledo y la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha: Nº de colegiado: 1793. Diplomado en nutrición humana y dieta. Técnico en Ortopedia. Especialista en nutrición deportiva.