Farmacia Online
farmacia angulo blog 54

Garganta Irritada: Causas, Síntomas y Tratamiento

En algún momento de la vida hemos sufrido debido a tener la garganta irritada. Esta molesta sensación puede impedir digerir bien los alimentos, nos pone de mal humor y transforma un maravilloso día en una interminable pesadilla.

Con toda seguridad, sería útil conocer a que se debe esta afección, los síntomas que puede generar, las medidas a adoptar para evitarla, así como recomendaciones prácticas para aliviar la garganta irritada, y por supuesto, si es preciso acudir al médico cuando esto suceda. Pues bien, aunque no te convertirás en un especialista tras leer este artículo, sí sabrás en qué consiste este malestar y cómo atenderlo apropiadamente.

Test antígenos de Farmacia Banner

Causas que producen la garganta irritada

La etiología de una garganta irritada puede deberse a varios factores. A continuación, mencionaremos algunos de los más frecuentes:

  • Infecciones virales. Los virus que causan el resfriado común o la influenza, que por lo general ocasionan dolores de garganta.
  • Infecciones bacterianas. Aunque son menos frecuentes, la infección de garganta y amígdalas por las bacterias de Estreptococos puede ser muy dolorosa.
  • Alergias. Los problemas alérgicos asociados al pelo de mascotas, el moho o al polen, causan irritación e inflamación de garganta.
  • Factores ambientales. El aire seco de habitaciones encerradas, así como ambientes cargados de polvo, hacen que tu garganta se irrite.
  • Exposición al humo del tabaco o productos químicos. El humo de los cigarrillos, las superficies recién pintadas, inhalar el olor de productos químicos, pueden ocasionar dolores de garganta crónicos. 
  • Hablar, gritar o cantar por mucho tiempo. Hablar por largo tiempo, gritar muy a menudo o dar un concierto maratónico con amigos, puede hacernos sentir terribles malestares de garganta, debido a que los músculos de esta sufrieron mucha tensión.

Síntomas de la garganta irritada

Test antígenos de Farmacia Banner

La garganta irritada puede ocasionar odinofagia (dolor al tragar). Dependiendo de sus síntomas, puede determinarse cuáles son sus causas. Así que, debes estar pendiente de los signos que presentas, para que, a un grado razonable, se pueda distinguir entre algo pasajero o más duradero.

Los siguientes síntomas nos indican que posiblemente la causa de la enfermedad es por infecciones virales:

  • Tos
  • Congestión nasal
  • Ronquera
  • Conjuntivitis

Ahora bien, si lo que está produciendo las molestias son bacterias como las del tipo Estreptococos del grupo A, es posible que además de los síntomas que mencionamos anteriormente, se presente también:

  • Fiebre
  • Inflamación de las amígdalas
  • Inflamación de ganglios linfáticos, normalmente, en la parte delantera del cuello
  • A veces, puede desarrollarse sarpullido

¿Qué medidas preventivas puedo tomar para evitar la irritación de garganta?

Se ha hablado de medidas sanitarias hasta la saciedad en este tiempo de pandemia. Y por esto, muchas personas se han concientizado de que la prevención es la clave para evitar enfermedades. En el caso de los dolores de garganta, la mejor manera de prevenirlos es evitando los microbios que lo causan.

Ten presente algunas medidas preventivas básicas que te conviene seguir:

  • Lavarse las manos frecuentemente, antes de comer, tras estornudar y después ir al baño.
  • Al toser o estornudar flexionar el codo hacia la cara para cubrirse y usar un pañuelo desechable.
  • Nunca compartir con otras personas los utensilios para comer.
  • Usar gel antibacteriano cuando se esté en la calle, y en casa adoptar la sana costumbre de usar abundante agua y jabón.
  • Desinfectar las superficies que los demás han tocado, como manillas de puertas, móviles, mesas, teclados, etc.
  • Mantenerse alejado de aquellos que presenten síntomas de gripe.

Tratamiento para la garganta irritada

Lo ideal sería que un médico nos examine con la finalidad de determinar la enfermedad que te produce la irritación de garganta, mediante un examen físico.

Un especialista sanitario puede deducir si el malestar es ocasionado por una infección bacteriana con solo observar las amígdalas. En ese caso, lo más probable es que se incline por recetar antibióticos. Si esa es tu situación, lo más recomendable es quedarte en casa y seguir el tratamiento al pie de la letra. Los antibióticos comúnmente recetados son:

  • Amoxicilina. Muchas veces combinados con ácido clavulánico
  • Cefixima
  • Ampicilina
  • Azitromicina

No se debe emplear antibióticos sin prescripción médica, ya que sus efectos secundarios pueden superar con creces a los supuestos beneficios. Además solo son efectivos en los casos de que la infección sea bacteriana.

Chupar caramelos o pastillas masticables de limón o miel puede reducir el dolor y otorgar alivio a la garganta irritada. Los antisépticos bucales son propicios para tratar infecciones leves.

Si la irritación de la garganta es producida por agentes virales, los antibióticos no serán de utilidad. Los síntomas suelen calmarse en máximo una semana y en esta circunstancia el médico tal vez recete medicamentos para reducir el dolor y malestar. Entre los medicamentos más usados puedes encontrar:

Desde casa también podemos hacer mucho para aliviar los efectos de la garganta irritada, con soluciones que no causarán daños colaterales. Como por ejemplo estas prácticas soluciones:

  • Hacer gárgaras con colutorios.
  • Emplear miel. Un té endulzado con miel vendría bien. Estos mejoran la inflamación y reducen la tos. Hay que tener cuidado con la bebida excesivamente caliente, ya que pueden empeorar las posibles úlceras en la garganta.
  • Tomar abundante agua. La hidratación es fundamental a fin de que la garganta esté lubricada.

¿Debería consultar al médico si tengo la garganta irritada?

Si bien no consultamos al médico por cualquier problema de salud, es recomendable hacerlo si contraemos una infección de garganta por Estreptococos, ya que un tratamiento adecuado puede reducir las molestias y el tiempo de recuperación.

En las siguientes situaciones está más que justificado acudir a nuestro galeno de confianza, si además de la irritación de garganta manifestamos estos signos:

  • Dificultades respiratorias.
  • Dificultades para tragar.
  • Dolores articulares.
  • Presencia de sangre en la saliva o flema.
  • Erupciones cutáneas.
  • Fiebre alta durante mucho tiempo.
  • Ronquera prolongada.

Si se presentan estos u otros síntomas y el ardor de garganta persiste por más de una semana, no se debe vacilar en acudir a un profesional sanitario. El dolor que produce estas afecciones no tiene por qué arruinarnos la vida, tomando medidas preventivas para evitarla y aplicando los sencillos consejos para aliviarla, es posible ganar la batalla contra la irritación de garganta en un menor tiempo.

4.8/5 - (34 votos)

Licenciado en farmacia por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Toledo y la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha: Nº de colegiado: 1793. Diplomado en nutrición humana y dieta. Técnico en Ortopedia. Especialista en nutrición deportiva.