Farmacia Online
Linfocitos altos

Linfocitos Altos: Causas, Síntomas y Tratamiento

El diseño del cuerpo humano le permite prepararse ante cualquier adversidad. Incluso puede hacer frente a la gran mayoría de estas dificultades y eliminarlas, cuando al presentarse la ocasión. Uno de tales procesos es el que se expone ante los linfocitos altos.

A continuación, vamos a detallar qué son los linfocitos, por qué sube su cantidad y lo más importante, que se debe hacer en caso de que estos suban.

LADIVAL

¿Qué son los linfocitos?

Con el término linfocitos también podemos agrupar a los leucocitos, e incluso llamarlos glóbulos blancos. Los linfocitos se producen en la médula ósea, para luego ser llevados mediante el torrente sanguíneo por todo el cuerpo. Su nombre se debe a que uno de los lugares donde está presente es en el tejido linfático.

Todos los linfocitos se encargan de proteger al cuerpo de cualquier elemento dañino. Hay dos tipos de ellos; los B que fabrican los anticuerpos y los T que eliminan cualquier célula que no sea de provecho para el organismo.

¿Qué pasa cuando los leucocitos son altos?

Los linfocitos o leucocitos tienen la facultad de detectar cualquier amenaza para el cuerpo. En consecuencia, aumenta la producción de ellos para poder hacer frente al problema. Es lo que se conoce como leucocitosis y linfocitosis.

Poseer un conteo de linfocitos altos no es razón para alarmarse. Aun así, es recomendable realizar un chequeo médico de rutina. De esa forma, se podrá saber la causa exacta por la que los linfocitos han subido.

¿Qué puede elevar los linfocitos? Causas

Avene

Dado que se trata de un proceso natural del cuerpo, hay varias situaciones que podrían hacer que el conteo de linfocitos aumente.

  • Infección. Por lo general, cuando existe alguna infección en el organismo, se presenta un aumento. Si ese es el caso, en pocos días la cantidad de linfocitos vuelve a sus valores normales.
  • Cáncer en la sangre. Podría ser esta la causa si el conteo se mantiene alto por mucho tiempo. Entre ellas está el padecimiento de leucemia.
  • Enfermedad inmunológica. Entre ellas destacan la enfermedad de Graves y de Crohn. Estas pueden inflamar los intestinos y causar desorden en la información enviada a la médula. El resultado es una cantidad muy alta de linfocitos.
  • Trastorno linfoproliferativo. Es también un tipo de cáncer que hace aumentar el tamaño de las células del sistema linfático. Eso hace que se requiera más linfocitos en la zona afectada.
  • Covid-19. Es una de las enfermedades más recientes. Cuando es detectada, los linfocitos aumentan. Los linfocitos altos en COVID ayudan a contrarrestar dicha enfermedad. De hecho, muchos pacientes son asintomáticos gracias a la protección recibida por estos componentes.

Síntomas de Linfocitos altos

Hay una manera 100% segura de determinar si los linfocitos están altos. Es mediante los correspondientes exámenes médicos. Por otro lado, se puede saber cuándo estos han aumentado tomando en cuenta los síntomas presentados.

  • Fatiga. Se trata de un cansancio cada vez mayor, incluso si la persona no realiza ninguna actividad.
  • Náuseas. Se presentan junto con vómitos y malestar general.
  • Fiebre. Es muy conocido que ante alguna infección u otra amenaza, el cuerpo reacciona aumentando su temperatura. Forma parte de las defensas de los linfocitos.
  • Pérdida de peso. Se trata de una pérdida considerable y en poco tiempo.
  • Sangrado. Como el problema se presenta en la sangre, de forma recurrente se registra pérdida de la misma.

¿Cómo se pueden bajar los linfocitos? Tratamiento

Los linfocitos altos son síntomas de una enfermedad, que pudiera ser grave o no. Ahora bien, la presencia a niveles muy altos por mucho tiempo puede ser perjudicial. Por eso, es necesario bajarlos hasta lograr tener los valores normales. Veamos 2 maneras de hacerlo.

Visita al médico

Dado que los linfocitos suben por alguna razón, el primer objetivo es conocer la causa por la cual han subido considerablemente. Para lograrlo, es necesario realizar una visita al doctor. Este podrá efectuar los exámenes de costumbre para determinar el motivo del aumento.

Una vez se tenga claro el porqué, el mismo especialista de la salud dará el tratamiento a seguir. Por lo general, se usarán algunos fármacos antiinflamatorios para controlar la actuación de los linfocitos.

Como norma general, al utilizar medicamentos es necesaria la autorización y vigilancia médica. Sobre todo cuando se trate de inmunosupresores o esteroides. 

Buena alimentación

Algunos alimentos contribuyen a disminuir la cantidad de linfocitos, principalmente porque ayudan a eliminar las impurezas del cuerpo. De esa forma, se hace menos necesaria la presencia de las defensas.

  • Antiinflamatorios. Plátanos, linaza, manzanilla. Todos estos tienen propiedades que facilitan la recuperación del organismo de manera natural. 
  • Cítricos. Todas las frutas que contengan vitamina C ayudan a la desinflamación del cuerpo. También permiten combatir virus, sobre todo los gripales. La cantidad de los linfocitos bajará al disminuir el riesgo.
  • Pescados. Todos aquellos ricos en grasas. Entre ellos encontramos el atún y las sardinas.
  • Frutos secos. Estos también aumentan las defensas del cuerpo.

Para bajar los linfocitos se pueden combinar ambas opciones: uso de fármacos recetados por el médico así como la dieta rica en grasas y vitamina C. En el caso de que los linfocitos continúen siendo altos, se debe visitar nuevamente al médico. Este podrá determinar si la causa es de mayor gravedad.

¿Qué cantidad es considerada como linfocitos altos?

Debido a que forman parte de las defensas de nuestro cuerpo, es necesario conocer cuáles son los valores normales de este elemento. La cantidad podría variar dependiendo de la persona así como de su edad.

El límite de alta de linfocitos considerados como normales es de 4500 por microlitro de sangre. Sin embargo, en una persona adulta la cantidad de 3000 o más, ya se considera como linfocitos altos.

En el caso de los niños, solo cuando superan la cantidad de 9000 puede ser considerado como linfocitos altos. Ahora bien, si la cantidad supera los 4500 por microlitro, es necesario tomar las medidas para disminuir su cantidad y, al mismo tiempo, sanar al cuerpo de la causa que lo llevó a tener linfocitos altos.

5/5 - (7 votos)

Licenciado en Farmacia por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Toledo y la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha: nº 1793. Diplomado en nutrición humana y dietética. Técnico ortopédico. Especialista en nutrición deportiva.