Farmacia Online
Árnica

Árnica: Propiedades y Beneficios para la Salud

La naturaleza aporta gratas sorpresas para la salud. Tal es el caso de el árnica, que muchos llaman la planta de los deportistas, por su poder antiinflamatorio sobre los tejidos musculares. 

Sus hojas gruesas y su hermosa flor de color amarillo anaranjado se han utilizado desde la antigüedad con fines medicinales. Actualmente, el árnica es una alternativa natural para preparar los músculos y ligamentos a fin de evitar lesiones producidas en las actividades diarias o por la realización de ejercicio físico. 

LADIVAL

Esta planta de la familia de las asteráceas tiene también aplicaciones para prevenir y tratar problemas como la pérdida de cabello, hematomas, hinchazón y otras afecciones. Este artículo se centrará en las propiedades y beneficios de esta planta milenaria.

¿Para qué sirve el árnica? Propiedades y beneficios

  • Familia: Asteraceae
  • Clase: Magnoliopsida
  • División: Magnoliophyta
  • Género: Arnica; L.
  • Reino: Plantae

El árnica es un remedio ideal para rebajar la inflamación y el dolor. Por ser rica en flavonoides y compuestos fenólicos, es un ingrediente habitual en pomadas y lociones farmacológicas, para tratar contusiones, dolores reumáticos, dolores musculares y escoriaciones. 

A continuación, se analizan las propiedades y beneficios de el árnica que han contribuido a popularizar su uso.

Propiedades de el árnica

Esta planta medicinal de la especie Arnica montana L. cuenta con las siguientes propiedades: 

  • Antiinflamatoria 
  • Analgésica 
  • Antimicrobiana 
  • Antioxidante 
  • Anticoagulante 
  • Vulneraria, es decir, favorece la curación de heridas 
  • Cicatrizante 
  • Antiséptica 
  • Antifúngica 
  • Antihistamínica

Beneficios de el árnica para la salud

Entre los muchos beneficios del uso de esta planta se pueden indicar los siguientes:

  • Preparación de músculos y ligamentos. Se emplea para evitar lesiones. Por eso está presente en cremas como el Fisiocrem Gel Active junto con extracto de caléndula, hypericum y melaleuca. Y después del ejercicio, es especial para masajear la zona afectada.
  • Tratar inflamaciones reumáticas como la osteoartritis y la artritis reumatoide. Investigaciones llevadas a cabo por compañías farmacéuticas han demostrado la eficacia de las pomadas con árnica para reducir el dolor y aliviar la rigidez características de la artritis que afecta a la rodilla y las manos. 
  • Distensiones musculares, mialgias y esguinces. Las presentaciones a base de el árnica pueden contribuir a reducir el dolor y la inflamación, en tratamientos coadyuvantes. 
  • Molestias dentales. Por sus características antiinflamatorias podría reducir la hinchazón u otras complicaciones derivadas de la extracción de muelas, en especial la muela del juicio. Además, ha demostrado su utilidad como analgésico para tratar la estomatitis y la gingivitis. 
  • Irritaciones cutáneas, picaduras de insectos, urticarias y quemaduras leves. Remedios con árnica y otras hierbas funcionan como antiinflamatorio y cicatrizante. Además, por su poder antioxidante puede evitar las estrías, el acné y el envejecimiento de la piel.

¿Cómo usar el árnica?

Avene

El árnica puede conseguirse en forma de flores secas, tintura, aceite, pastillas homeopáticas, pomada o gel. No obstante, su uso debe estar siempre orientado por un médico u otro profesional de la salud.

A continuación, se señalan cómo se utilizan algunos de estas presentaciones: 

  • Compresas de té de árnica. Está indicada para usar en el caso de magullados, arañazos, contusiones y hematomas en la piel, pero no debe aplicarse en heridas abiertas, sangrados o en los ojos.
  • Pomadas. Son ideales para aplicarse en la piel dolorida, debido a contusiones, golpes o hematomas, porque alivia el dolor muscular.
  • Tintura. Su preparación con alcohol es un buen remedio para tratar hematomas causados por golpes, contusiones y lesiones musculares, además de dolor en las articulaciones por osteoartritis.
  • Aceite. Puede utilizarse para tratar hematomas, golpes, torceduras, dolores musculares y articulares, gracias a sus propiedades antiinflamatorias, analgésicas y anticoagulantes.

Ventajas y desventajas de el árnica

La Sociedad Española de Fitoterapia ha respaldado varios estudios científicos acerca del uso tradicional de el árnica en dolores osteoartríticos, como los realizados por Jäger C, Hrenn A, Zwingmann J, Suter A y Merfort I. 

Estas investigaciones giraron en torno al efecto de los preparados con flores de árnica para inhibir el proceso inflamatorio en inflamaciones que afectan sobre todo a rodillas y manos, así como en tendinitis y otros dolores musculoesqueléticos.

Realmente, el árnica aporta beneficios terapéuticos considerables, sin embargo, no debe tratarse a la ligera. 

Ventajas de el árnica

  • Funciona como un antiinflamatorio, principalmente por su compuesto de helenalina, por lo que alivia el dolor e hinchazón causados por golpes, torceduras y distensiones musculares.
  • Sirve como analgésico natural, gracias a su contenido en flavonoides, ácidos fenólicos y amacina entre otros.
  • Estimula la circulación, así que, sus ingredientes favorecen la circulación periférica, ayudando a eliminar varices y hematomas.
  • Tiene acción antihistamínica, ayudando a reducir la hinchazón de heridas.
  • Sus propiedades analgésicas, antiinflamatorias, antisépticas, cicatrizantes y antimicrobianas, favorecen la disminución del dolor de muelas o la gingivitis.
  • Algunos estudios sostienen que su uso, junto con otras plantas medicinales en presentaciones de champús naturales para el cabello, aumenta la fuerza y el crecimiento del cabello, pudiendo ser muy útil en el combate de la calvicie.

Desventajas de el árnica

  • Esta planta nunca debe ingerirse, pues podría causar efectos adversos como náuseas, vómitos y problemas cardíacos.
  • No se recomienda su uso durante el embarazo y la lactancia.
  • No debe aplicarse sobre las heridas abiertas o que presenten hemorragia.

Precauciones al usar el árnica

El árnica no es una planta que se pueda usar para automedicarse. Y es que, la acción de algunos de sus principios activos, como los alcaloides, cumarinas, y lactonas, entre ellas la helenalina, tienen efectos muy irritantes sobre las mucosas.

Por su potencial toxicidad, la mayoría de las indicaciones médicas del uso de el árnica se restringen a aplicaciones por vía tópica. Por lo tanto, es importante no ingerirla, ya que puede causar intoxicación, además de que tampoco debe aplicarse en heridas abiertas, cicatrices quirúrgicas recientes o sobre un sangrado.

Su ingesta por vía oral en su forma natural puede ocasionar irritación en la boca y garganta, dolor de estómago, náuseas, vómitos, diarrea, alucinaciones, vértigo, falta del aire, arritmia cardíaca, aumento de la presión arterial, debilidad muscular, sangrados, coma y muerte.

Por lo antes visto, el árnica es de gran valor terapéutico, pero no se debe subestimar su toxicidad.

5/5 - (3 votos)

Licenciado en Farmacia por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Toledo y la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha: nº 1793. Diplomado en nutrición humana y dietética. Técnico ortopédico. Especialista en nutrición deportiva.