Farmacia Online
farmacia angulo blog 39

¿Qué es la Flora Vaginal? Cómo cuidarla y Consejos

La zona íntima de la mujer requiere de cuidados especiales. De esta forma se puede disfrutar de una mayor libertad y confort en el día a día. En este sentido, la flora vaginal, también conocida como microbiota vaginal, requiere estar equilibrada para que no cause molestia y goces de un buen estado de salud. Ahora bien, ¿cuál es la flora vaginal?, y ¿cómo ajustar el pH de la vagina?

Deseamos que disfrutes de buena salud, te brindaremos consejos para que cuides esta zona tan delicada.

Test antígenos de Farmacia Banner

¿Qué es la flora vaginal?

Es un conjunto de bacterias que habitan en la vagina y conforman la zona íntima de la mujer. Aunque las bacterias están asociadas con algo malo, en este caso el Lactobacillus es algo positivo, debido a que sirven como una barra protectora que impide que proliferen microorganismos que pueden incidir en malestares. En nuestro organismo tenemos millones de bacterias que son necesarias para el buen funcionamiento.

La zona íntima requiere de un grado de acidez (ácido láctico), lo cual mantiene y conserva en buen estado el pH, impidiendo el desarrollo de enfermedades. A este estado de equilibrio de bacterias protectoras se le conoce como flora vaginal.

¿Cómo se altera el pH de la mujer?

Test antígenos de Farmacia Banner

El equilibrio en el pH vaginal puede verse afectado por una variedad de situaciones. De hecho, puedes percibir casi de inmediato algún cambio debido a la apariencia del flujo e incluso mal olor.

Es interesante acotar que algunos factores que pueden incidir en el desequilibrio de la flora vaginal pueden ser internos. A continuación, hablaremos de las situaciones más comunes:

  • Antibióticos. Sabemos que el uso de antibióticos debe ser usado a discreción, nunca debes exceder la dosis ni extender el tratamiento. Consumir antibióticos sin prescripción médica puede alterar el pH vaginal.
  • Productos higiénicos. Jamás debe aplicarse talcos ni productos perfumados en esta zona. Hay que tener cuidado con el papel higiénico perfumado. Los jabones que no son para la zona íntima pueden afectar el pH.
  • Duchas vaginales. Es evidente que la zona íntima requiere de limpieza, pero no hay que excederse con lavados vaginales. De hecho, solo se deben hacer con la autorización de un especialista. Es importante resaltar que, los productos de higiene se aplican en el exterior y nunca en la parte interna de la vagina.
  • Actividad sexual. El pH puede verse ligeramente afectado por la presencia de semen con grado de acidez menor al personal, ocasionando algunos desequilibrios.
  • Ciclo menstrual. Debido a que en el ciclo menstrual las hormonas varían, el pH también, de esta forma se puede ver afectado la flora vaginal.

¿Qué pasa si se daña la flora de la vagina?

Cuando ya no hay flora vaginal la mujer puede presentar algunos síntomas de molestias. También, puede verse más susceptible a desarrollar infecciones vaginales que pueden entorpecer sus actividades sexuales y cotidianas. Es posible que se experimente lo siguiente:

  • Puedes desarrollar candidiasis. Esta infección vaginal es muy frecuente cuando no se cuenta con la capa protectora de la flora. De modo que, puede ingresar el hongo Cándida. En este caso, experimentar picor ligero a intenso, dolor, flujo espejo y algo blanco.
  • Vaginosis bacteriana. Este tipo de padecimiento se desarrolla debido al desarrollo descontrolado de microorganismo. Se hace evidente con la presencia de flujo de mal olor.
  • Síntomas molestos. Es posible que experimentes sequedad vaginal, cambios de color del flujo, molestias al orinar o al tener encuentros sexuales.

Si padeces algunos de los síntomas que mencionamos, es posible que necesites ajustar el pH a fin de que la afección no empeore.

¿Cómo ajustar el pH de la vagina?

Si ya tienes un desequilibrio en la flora vaginal, no te preocupes, es posible volver a equilibrar el pH.

  • Visita al ginecólogo. Si ya has desarrollado algún tipo de infección vaginal, te recomendamos atenderlo a fin de eliminar el hongo o la proliferación de bacterias con un tratamiento médico apropiado.
  • Adoptar nuevos hábitos de limpieza. Si apenas estás presentando algunos síntomas molestos, puedes adoptar nuevos hábitos de limpieza, como limpiarte después de orinar. No uses papel higiénico perfumado. Limpia la vagina de adelante hacia atrás y no al revés.
  • Cambia constantemente la ropa íntima. El sudor en la zona íntima puede ser propicia para la proliferación de hongos. En este respecto usa prendas íntimas apropiadas que no sean demasiado ajustadas. Muestra preferencia por el algodón.
  • Evita la humedad. Debes procurar que la zona se mantenga limpia y seca. Después de bañarte seca muy bien. La humedad altera la flora vaginal.
  • Usa productos especiales para la zona vaginal. Este tipo de jabones hipoalérgicos cuenta con las propiedades adecuadas para no alterar el pH.
  • Consume prebióticos. Si has llevado un tratamiento con antibióticos, entonces puedes ajustar la flora con prebióticos, consume yogur y alimentos con este nutriente. También puedes aplicar de forma tópica limpiadores con este activo natural.

7 Consejos para mantener en buen estado la flora vaginal

Para mantener en buen estado la flora vaginal y prevenir desequilibrios necesitas seguir estos 7 consejos:

  1. Usa pantalones que brinden transpiración a la zona íntima. Procura evitar los pantalones muy ajustados, pues causan sudoración creando un ambiente propicio para bacterias o patógenos dañinos.
  2. Usa prendas íntimas de calidad. Evita la tela de naylo o de seda, más bien inclínate por el algodón.
  3. Consume prebióticos. Esto se traduce en una dieta equilibrada. Algunos estudios señalan que el consumo de alimentos ricos en este nutriente equilibra el pH y los conserva en buen estado.
  4. Aplica tratamientos especializados para esta zona. Existen productos de higiene intima con prebióticos, los cuales ayudan a conservar en buen estado la flora vaginal.
  5. Usa jabón íntimo testado. No uses jabones con olores o lo que son de uso corporal, más bien, usa gel íntimo ginecológicamente probado, pues cuenta con la textura ideal para mantener la acidez de la zona.
  6. Ten una buena higiene sexual. Debido a que el semen puede alterar la acidez en esta zona, es necesario lavarse después de un encuentro sexual. (Puedes usar este gel íntimo, apto durante el embarazo o después de las relaciones sexuales).
  7. Evita el uso de tampones. Los tampones absorben tanto la sangre como el flujo natural y eliminan las bacterias buenas de la vagina. Por eso, reserva el uso de tampones para casos puntuales, y no para toda la menstruación, alterna con compresas de calidad.
4.6/5 - (33 votos)

Nº de colegiado: 1793: Licenciada en farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Experta en cosmética, tratamientos de belleza y Flores de Bach.